COMIENZA LA PODA (Enero’14)

foto enero 2014

Llega enero y con él la época de poda. Aprovechando los días sin lluvia, vamos poco a poco podando nuestros viñedos. Esta poda se sumará a la que haremos meses después en verde para controlar la carga de cada cepa. No queremos cantidad, es obvio, queremos que la cepa nos dé lo mejor de sí misma ayudándola a conseguirlo de esta manera, queremos que la cepa esté equilibrada, que disfrute de su brotación, de su maduración y de su vendimia. Este trabajo se realiza de una forma meticulosa, con personas especializadas y con muchos años de experiencia. Dependerá de cada cepa si dejar más o menos carga, normalmente nosotros podamos a dos yemas y la ciega, forma habitual en la zona.
La cepa observa cómo unas manos delicadas y fuertes, curtidas por los años de trabajo, van preparando su cuerpo para volver a crear el milagro de su existencia. Siempre he pensado que los lloros tienen algo de nostálgico y de esperanzador, dolor y añoranza por lo que se pierde y ganas de volver a crear ese mágico fruto, esas gotas deslizándose por las heridas de poda expresando parte de su ser a todos los que tienen la suerte de poderlo observar.
La poda se alargará hasta entrado febrero, la meteorología nos marca los tiempos…